Peces en la Cabeza.

¿Me haré vieja? ¿Dónde me haré vieja?

Siempre tuve claro que la inestabilidad fue un camino elegido voluntariamente. Sonreí y tiré para alante. Ahora, otra vez, vuelvo a estar en el mismo punto en el que estuve recién acabada la carrera. El mismo pero más mayor, con un peinado distinto, un poco más de estilo para seleccionar ropa, más tranquila. Un poco más herida y mucho más sana.

Nunca tuve pájaros en la cabeza. Peces, quizás. Y ahí siguen.

Bueno, pues eso, ¿y ahora qué?

Gen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Te Libro De Todo Mal utiliza WordPress
Tema inspirado en Esquire por M.Buchanan